Tutorial, expositor de anillos

Estándar

Lo que os traigo no es un pedazo de expositor, es algo que se puede conseguir por medos de dos euros y que queda bastante resultón. Todavía lo tengo que remodelar un poco para que me acabe de convencer, pero la idea es esa🙂

No lo he inventado yo, ni mucho menos, seguro que esto ya lo habéis visto en quince mil sitios más, pero como mi primera feria se acerca pues voy haciendo cositas para exponer que nunca he hecho y me emociono yo sola🙂 Si necesito hacer otra mas y sale mejor ya la postearé.

Sólo necesitaréis una cajita de cartón, lo más tirado que encontréis en los chinos y una esponja o trozo de gomaespuma del mismo tamaño. Esto parece una tontería pero a mi me ha resultado muy difícil!! Sólo encontraba esa espuma para pinchar flores pero esa NO sirve; es demasiado dura y el resultado no queda nada bien. Así que al final me decidí a comprar una esponja normal, de las de lavarse😄 Eso sí, bien barata🙂

 

A continuación empotramos la esponja dentro de la cajita, igual hay que cortar los bordes un poco. Si es así, le metemos el cúter y sin problema. Cuando esté bien encajada, y digo BIEN encajada, le hacemos unos cortes, que será donde vayan metidos los anillos luego. Deben ser profundos, ya que, además de los anillos meteremos tela!!

En mi caso, como véis, la esponja ha quedado un poquitíiiiiiiiin pequeña, y por eso no ha quedado bien del todo el resultado final, por eso digo que tiene que quedar bien encajada, que haya que apretar un poquito😉

A continuación escogemos un retal de tela que tengamos por ahí. Yo he cogido unos restos de las cortinas del salón que tuve que recortar y cortamos un cuadrado que sea como el doble de la superficie a cubrir. Más vale que sobre! Empezamos presentando la tela bien encuadrada encima de la caja y con la parte de atrás del cúter o de unas tijeras metemos la tela en la rajita que esté más al centro.

Seguimos remetiendo hacia afuera por el resto de aberturas. De momento veréis si la esponja estaba suficientemente encajada o si estaba floja, como me ha pasado a mí.  Dependiendo lo fuerte que le podáis meter la tela, los “barbechos” de espuma se redondearán. También dependerá del tipo de espuma que hayáis metido! Por eso os decía que la de las flores no sirve, esa no cede…

Cuando todas las aberturas que hicimos con el cúter están bien remetidas, metemos el sobrante de tela intentando que quede tirante. Vuelvo a insistir en que si la espuma/esponja no estaba encajada con fuerza quedará flojo.

Lo que yo voy a hacer para intentar mejorar la mía será meterle una segunda tanda de tela o, si hace falta, rellenar con algodón los huecos que ha dejado la esponja… Ya os pondré una foto si queda bien. Cuando todo esté bien tirante y bonito, colocáis vuestros anillos y ya está!!!

El tiempo de elaboración no llega a 5 minutos! Es realmente fácil y barato y para una emergencia va muy bien! Por no hablar de las que tienen muchos anillos y siempre los tienen por ahí esturreados porque no saben dónde ponerlos😉

Lo pondréis en práctica?🙂

Animaos a colgar fotos del vuestro!

Comenta o mi gato irá a por ti (y hará que parezca un accidente)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s